Un mar de emociones

2.9.15

Mientras sus ríos de palabras fluían, ella se dio cuenta de lo mucho que significaban esas conversaciones. Hablar con él la hacía sentir algo. Se había enamorado de personas antes, pero nunca de una mente. Nunca había estado más viva.

16 comentarios:

  1. Holaaaa, tu microrelato me ha encantado, es breve, pero intenso, tienes talento para la escritura (esa es mi opinión). Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Muchas gracias, no sé yo si tengo talento o no pero gracias a comentarios como estos sigo adelante.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. ¡Hola, Marita! Me ha encantado tu microrrelato. Me suena de algo, además... Jajaja. ¡Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Juan! Me alegro de que te haya gustado, y sí, digamos que me inspiro en lo que vivo para escribir jajaja.
      ¡Un abrazo aún más grande!

      Eliminar
  3. ¡Hola! Me encantan los microrrelatos, y el tuyo es muy bueno. Ojalá escribas más de estos. Me quedl por tu blog :)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Muchas gracias, espero escribir más, a ver cómo voy de inspiración.
      Besos, nos leemos.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. ¡Hola!
      Gracias, sé que necesito practicar más, pero algo es algo ^^ Tus escritos me encantan, me ayudan a inspirarme.
      Besos.

      Eliminar
  5. ¡Hola! es bueno, me ha gustado ^^
    un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Me alegro, a ver si me sale alguno más.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Perfecto. Cortito pero bonito. Enhorabuena <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegro de que te haya gustado ^^

      Eliminar
  7. Me gusta la idea de enamorarse de una mente; tal vez sea porque soy una persona muy cerebral.

    Y ese iba a ser mi comentario, pero, ¿te has parado a pensar que estos textos tan cortitos permiten que el lector (en este caso, yo) proyecte sus experiencias y sus ideas en el texto? En uno más largo sería imposible, pero en este caso, como no hay ninguna referencia al color de pelo, o a la altura, dejas volar a la imaginación del lector, y que rellene él o ella los detalles.

    Si lo has hecho intuitivamente, admiro tu instinto. Si lo has hecho adrede, admiro tu mente. Pero probablemente sea una mezcla. Sea como sea, te ruego que continúes experimentando con distintos niveles de ambigüedad, a ver que efectos consigues.

    Nuño.

    ResponderEliminar
  8. Coincido contigo, yo también me considero una persona muy cerebral, justo por eso enamorarse de una mente me resulta tan atractivo.

    En cuanto a tu pregunta, la verdad es que sí, se trata de una mezcla de ambas razones. Siempre me han gustado este tipo de textos justamente por su ambigüedad, pero todo depende de la inspiración que tenga y de cómo vaya quedando el texto. A veces simplemente quiere contar su historia y no me permite conservar la ambigüedad, pero en otras ocasiones prefiere mantener su aire de misterio.

    Me alegro muchísimo de que alguien se haya dado cuenta de este detalle, pues es una de las principales razones por las que los microrrelatos se han hecho tan populares últimamente: todos podemos vivirlos. Seguiré escribiendo, tanto ambigua como detalladamente, y veremos los resultados.

    Mara.

    ResponderEliminar

Espera. ¿Estás a punto de comentar? Qué ilusión *o*. Muchas gracias por ayudarme a crecer, por ser respetuoso hacia los demás y por no spamear.
Dicho esto, ¡deja fluir tus palabras!